Inicio » La Escuela » Ingenieros ilustres

Ingenieros ilustres

Agustín Marín y Bertrán de Lis

24/02/2014

 Agustín Marín y Bertrán de Lis nace en Madrid el 22 de octubre de 1877 y fallece en las Minas del Marquesado, Alquife (Granada) el 29 de septiembre de 1963, a los 85 años. Cursa la carrera de Ingeniería de Minas en la Escuela de Madrid. Promoción 1900. Insigne Ingeniero de Minas, de prestigio profesional y científico, en el ámbito internacional.

Siente desde joven una gran vocación hacia la geología y la investigación minera, que no abandonará nunca. A Marín lo que le gusta de verdad es salir al campo, romper rocas con el martillo, estudiar su composición y textura. Es su ocupación favorita en sus primeros destinos.

Al cabo de los años, Marín llega a ser Director General de Minas y Combustibles. Da un salto en su trayectoria profesional al ser nombrado director del Instituto Geológico y Minero de España. Allí se vuelca. No queda un rincón de España sin ser examinado por él. Su insistencia y tesón le llevan a señalar la importancia y extensión de los yacimientos de sales potásicas de Cataluña. Una pequeña masa de silvinita le pone sobre la pista.

Marín completa en el Instituto Geológico muchos de los estudios emprendidos por su antecesor Lucas Mallada y Pueyo (Su biografía se ha publicado en este muro). Es su genuino sucesor. Destaca asimismo las posibilidades mineras del norte de Marruecos. Es sin discusión el mejor geólogo e investigador minero español de su época. Publica innumerables trabajos científicos. Da conferencias. Es un escritor incansable.

La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales le elige miembro de número el 20 de diciembre de 1930. Toma posesión el 18 de noviembre de 1931. Su discurso versa sobre «El desarrollo histórico de las aplicaciones de la geología». Desempeña el cargo de tesorero de la docta corporación desde 1939 hasta su fallecimiento. Es asimismo vicepresidente de la Sociedad Geológica de Francia.

No abandona los temas de su profesión. Todo lo contrario. Es presidente de la Asociación Nacional de Ingenieros de Minas durante mucho tiempo. Y por turno rotatorio, le corresponde la Presidencia del Instituto de Ingeniería de España (Fundado en el año 1905) en tres ocasiones (años 1936/37-1950/51-1956/57). Llegará a ser también Miembro de Honor de la citada institución.

En la actualidad el Instituto de la Ingeniería de España representa a los ingenieros españoles en las principales instancias internacionales, particularmente ante la Federación Mundial de Organizaciones de Ingenieros (WFEO), la Federación Nacional de Asociaciones de Ingeniería (FEANI), el Consejo de Asociaciones de Ingenieros de Ciclo Largo de la Unión Europea (CLAIU), la Unión Panamericana de Asociaciones de Ingenieros (UPADI) y ante la Red Europea para la Acreditación de la Educación en Ingeniería (ENAEE).

Funda y preside hasta su muerte la Empresa Nacional Adaro de investigación minera. La empresa Adaro será la que introduzca por primera vez en Rodalquilar el laboreo de minas a cielo abierto. El coto minero de Rodalquilar, el cual ha sido explotado por el hombre a lo largo de los siglos para extraer sus riquezas minerales, se encuentra localizado en el centro geográfico de la Sierra del Cabo de Gata (Almería). En la minería a cielo abierto se implanta, en la década de 1950, el uso de los explosivos en grandes cantidades como método de arranque en las minas a cielo abierto, utilizando generalmente la Sabulita-O en las voladuras, en las que generalmente se arrancaban unas 5000 toneladas de mineral por cada pega. Esto elevará la producción de mineral aurífero a máximos históricos.

Merece una mención especial la planta Denver de cianuración de Rodalquilar, ya que cuando el general Franco la inaugura en Mayo de 1956, era la instalación metalúrgica aurífera de sus características, más grande de toda la Europa Occidental. Esta gran capacidad será paradójicamente la que provocaría, junto con otros factores, el cierre de las minas de Rodalquilar en el año 1966.

Es un santón de la profesión. Su carácter afable y jovial, su espíritu emprendedor, y vasta cultura, le ayudan también lo suyo. Culmina su carrera al alcanzar el cargo de Inspector General del Cuerpo de Ingenieros de Minas.

Agustín Marín Bertrán de Lis fue una de las más prestigiosas figuras de la Ingeniería de Minas de nuestro país, y así lo reconoció públicamente el Gobierno, al concederle, en junio de 1948, con motivo de su jubilación, la Gran Cruz del Mérito Civil, que le fue impuesta por el entonces ministro de Industria y Comercio, señor Suanzes. También estaba en posesión de numerosas condecoraciones nacionales y extranjeras, entre ellas los grandes cruces de Alfonso X el Sabio, Cisneros y Mehdauía.

La obra científica de Marín no ha sido apreciada en su justo valor. Infinidad de informes y memorias, casi siempre sobre cuestiones geológicas y mineras, y en otros casos, en relación con el transporte y obras hidráulicas, salieron de su mente privilegiada y su fértil talento de escritor. 

Entre los trabajos técnicos de que era autor figura un libro sobre "Minería de la potasa", de notables méritos en la especialidad. El geógrafo W.L.G. Joerg, enviado por la American Geographical Society, y que recorrrió parte del continente europeo en 1921, destacó su trabajo “Estudios relativos a la geología de Marruecos”. En 1947 la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales editó su obra “El petróleo en España”.

Durante los últimos arios de su vida, su salud se resiente gravemente. Se queda casi ciego. Sus piernas casi no le sostienen. Continúa con sus obligaciones profesionales en Adaro y la Academia, como puede. 

Falleció el 29 de septiembre de 1963 a los 85 años, en las Minas del Marquesado, Alquife (Granada), a donde se había trasladado con objeto de visitar a una nieta. El entierro de sus restos mortales se efectuó en el panteón familiar de Aranjuez (Madrid).

Sus ojos claros, luminosos, se habían cerrado para siempre. Marín fue un coloso de la investigación geológico y minera. Y un gran ingeniero humanista. Por algo llegó donde llegó.

Fuentes: Ingenieros egregios (Juan José Alzugaray); abc; La minería del oro de Rodalquilar (Almería) durante el siglo XX: la estructura empresarial y su influencia en el éxito minero