Inicio » La Escuela » Instalaciones y servicios » Aula Ignacio Patac y Pérez-Herce

Instalaciones y servicios

Aula Ignacio Patac y Pérez Herce

Aula que alberga el legado histórico y el fondo documental y paleontológico del Ilustre Ingeniero de Minas D. Igancio Patac y Pérez-Herce.

Ignacio Patac

D. Ignacio Patac y Pérez-Herce, Ingeniero de Minas y geólogo,  nace en Gijón en 27 de marzo de 1875, ciudad en la que fallece el 18 de octubre de 1967. Sus primeros pasos en el campo de la geología los inicia en el período de 1911 a 1920, cuando pertenecía al Distrito Minero de Palencia, con el estudio geológico de las cuencas carboníferas de Palencia y Burgos. De su puesto como Ingeniero de Minas en el Distrito de Palencia pasa a la Escuela de Capataces de Minas, donde es profesor de las cátedras de Geología y Criaderos Minerales hasta su jubilación, en 1946.

La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales lo laurea en 1923 con el «Premio Hispano-Americano» por las obras presentadas al mismo: «La formación Uraliense asturiana. Estudios de cuencas carboníferas», publicado en Gijón en 1920 y  su trabajo inédito titulado «Estudio geológico-minero de la cuenca hullera submarina de Arnao». Eduardo Hernández-Pacheco, académico encargado de prologar la obra premiada,  escribiría que “la academia acuerda otorgar el premio….como recompensa por la labor científica que ha realizado, y como estímulo para que siga investigando en los interesantes problemas de la geología…”.

En 1927 iniciara su trabajo como agregado al Instituto Geológico y Minero, donde fue un colaborador de inestimable valía, pues en su persona se reunían valiosas cualidades como eran ser “…un geólogo activo, competente y entusiasta… bien documentado respecto a la bibliografía pertinente a la región y asuntos que estudia.”

Fue un gran divulgador de temas geológicos y mineros, dando conferencias y escribiendo numerosos artículos en prensa y revistas especializadas. Actividad que mantuvo hasta el año 1955. Pero quizás la labor más desconocida de Ignacio Patac y Pérez-Herce fue la innovación, pues en 1911 patentó un encendedor vertical para lámparas de mina, muy novedoso para el momento y mucho más seguro que los sistemas empleados en la época. De este encendedor existe constancia que fue empleado en Carbones de La Nueva y probado en las minas de la Sociedad Hullera Española.

Patente

El trabajo que mayor reconocimiento le valió fue su labor de estudio y divulgación de la cuenca minera de La Camocha, en Gijón. Ignacio Patac y Pérez-Herce ya había esbozado en sus trabajos sobre el carbonífero de Asturias la existencia de una cuenca oculta, y al igual que Luis Adaro y Magro, creía firmemente en la importancia que tendría para Gijón. Estuvo en el grupo que los hermanos Felgueroso, propietarios del yacimiento, invitaron para ver de primera mano cómo se extraía de la Mina de la Camocha el primer carbón de Gijón. Sus conferencias y artículos sobre la Camocha fueron muy aplaudidos.

No solo destaco en la labor profesional como Ingeniero de Minas, sino que también tuvo actividades destacadas en el “Instituto de Estudios Asturianos”, donde desempeñó la presidencia de la Sección de Geología y Minería; también desempeñaría un papel destacado en el Patronato de las cuevas de Altamira y en varias empresas particulares.

Entre otros reconocimientos le fueron concedidas la Cruz de la Victoria, del Principado de Asturias, y la Gran Cruz del Mérito Civil o ser Doctor Honoris Causa en Heerlen.

 

Logo